MENOS TARJETAS DE CRÉDITO Y MÁS CULTURA FINANCIERA.

Somos cada vez más dependientes de las tarjetas de crédito ya sea para poner comida en la mesa o para mantener las luces encendidas.  Creo que uno de los factores que  provoca ésto es la falta de cultura financiera  a pesar de que las personas ya empiezan a vivir un poco más al nivel que les corresponde, y no tanto por encima de éste. Demasiadas personas están confiando en el crédito para poder pagar a tiempo las facturas domésticas. Creo que la gente utiliza las tarjetas para  mantener la cabeza fuera del agua.  Incluso la clase media española  está cada día más en riesgo de caer en la trampa de la deuda.

Es una locura que las familias de ingresos bajos y medios utilicen las tarjetas de crédito para satisfacer necesidades básicas: alquiler, hipoteca, alimentos, servicios,  guardería, colegio, seguros,  coche o moto, etc… XD! ¿Qué está pasando?.Mi padre hasta que no tuvo el dinero contante y sonante no compró un tv en color, y hasta entonces nos aguantamos con la tv en blanco y negro. ¿Lo estábamos haciendo mal entonces? ¿lo estamos haciendo mal ahora? Te aseguro que en mi casa no faltó de nada y éramos felices como nadie.

No me equivoco cuando afirmo que el 40% de la gente depende del crédito para los gastos diarios. Las tarjetas de crédito deberían ser un sustituto de un “fondo de ahorros de emergencia” y no sumergirse en las tarjetas como una herramienta  de supervivencia del día a día.

compra venta coches barcelona

Hace unas semanas escuché por tv que el promedio de la deuda de tarjetas de crédito bajó en los hogares endeudados con ingresos bajos y medios.  En principio pensé que  era una buena noticia, ¿verdad?, pues no creo que sea sólo por eso. No necesariamente tiene que ser sólo porque la gente deja de utilizar las tarjetas, también está muy condicionado por el hecho de que los bancos corten el acceso al crédito y obliguen a la gente a empezar  a vivir con las tarjetas de débito, que bien pensado, no es tan mala idea…

Si bien es bueno reducir el gasto para reducir las deuda , otros buscan  tener acceso a más crédito y gastar más. La gente tiene más deuda en la actualidad que hace tres años y tienen menos recursos para pagarla.

Demasiada gente utiliza la suscripción de un nuevo  préstamo o la refinanciación de su hipoteca para pagar las tarjetas de crédito , aunque  para la mayoría, la situación del mercado de la vivienda provoca desestimar esta opción.

Algunas personas no están acumulando esta deuda por estar viviendo más allá de sus posibilidades, por la compra de un nuevo plasma o por unas vacaciones exóticas, los dos culpables principales son el desempleo y las facturas inesperadas.

Los jóvenes de hoy y las generaciones futuras no deberían tener que repetir los errores financieros cometidos por las generaciones anteriores, yo apoyo un plan para llevar la educación financiera a las aulas.

En nuestra sociedad apenas existe la educación financiera. La diferencia entre ser rico o pobre no es el dinero, es la cultura financiera.

Debemos  preocuparnos menos en conseguir más crédito y  pasivos (gastos como un coche, moto, TV, casa, etc..) y preocuparnos más en conseguir  activos (ingresos adicionales como tiendas on-line, acciones,… ) Si educamos a los niños y jóvenes a acumular pasivos crearemos pobreza, si los educamos en la escuela  a acumular activos crearemos riqueza.

La mayoría de las personas ha crecido con la idea de que es suficiente con tener buenos conocimientos académicos para encontrar un trabajo estable, y afirmo que eso no es suficiente!.  Los jóvenes, en cuanto a formación académica se refiere, son los mejor preparados, pero actualmente también existe un mayor paro juvenil,  y los salarios cada vez corresponden menos al nivel de los estudios  recibidos. La educación financiera nos permitirá tener habilidades con el manejo del dinero, poder así disfrutar de la estabilidad y no luchar por sobrevivir tirando de tarjeta de crédito.

Educación financiera en las aulas ya! Creo que se podrían enseñar entre otros, estos conceptos:

  • Para niños de 3-5 años. Un niño debe llegar a entender lo siguiente:

1.- Que se necesita dinero para comprar cosas y tu ganas ese dinero trabajando.

2.-La posibilidad de que tenga que esperar antes de poder comprar lo que desee.

3.- Que existe una diferencia entre lo que quiere y lo que necesita.

  • De 6-10 años. Un niño debe llegar a entender que:

1.- Hay que tomar decisiones sobre cómo gastar su dinero.

2.- Debe darle a la cabeza “dos vueltas” para encontrar  la mejor oferta.

3.- Es peligroso y puede salir caro compartir demasiada información en la red.

4.- Poner su dinero en una cuenta bancaria lo protegerá y ganará intereses.

  • De 11 a 13 años. Un niño debe llegar a entender que:

1.-Es inteligente  ahorrar un 10% de lo que gana.

2.- La introducción de números de tarjetas de crédito o de la Seguridad Social on-line es arriesgado,  robo de identidad.

3.- Una tarjeta de crédito es un préstamo, tiene que pagar más de lo que gastó, si  al mes siguiente no paga la totalidad del importe consumido.

  • De 14 a18 años. Un adolescente debe llegar a entender que:

1.- La universidad es cara y  debe escoger una carrera pensando en amortizar la inversión de tiempo y dinero.

2.- Debe evitar el uso de tarjetas de crédito para las cosas que no puede permitirse pagar  en efectivo.

3.- Hay que pagar impuestos sobre los ingresos y saber hacer  el cálculo de salario neto, no el salario bruto.

4.- Un gran lugar para ahorrar e invertir son los productos financieros conociendo su naturaleza.

  • Mayores de 18 años. Un adulto joven debe:

1.- Entender  perfectamente que se debe utilizar una tarjeta de crédito sólo si se puede pagar el saldo cada mes.

2.- Diversificar siempre sus inversiones y prestar atención a los costes asociados a los diversos productos de inversión.

3.- Conocer las ventajas e inconvenientes entre “alquilar-comprar”  o” nuevo-segunada mano” bienes como pisos, coches, motos,

4.- Pensar menos en adquirir pasivos ( lo que genera gastos como compra de coches, motos,TV, casa, etc).. y pensar más en adquirir activos (generan ingresos como invertir en un pequeño negocio, tienda on-line, productos financieros de calidad, etc…)

5.-Tomar decisiones y no pensar que en el futuro  el padre  estado,  la diosa Generalitat, la madre Junta de Andalucía, la divina Seguridad Social, etc… proveerá.

Todo va en pendiente para jubilar las tarjetas de crédito y sustituirlas por un pago más fácil mediante el teléfono móvil. Apple ya tiene el producto en sus tiendas, precioso… no?

Creo que hay errores que no se deben olvidar y locuras que no merecen ser repetidas.

 

Puedes ver otros post mios en mi blog haciendo clik aquí. 

Joan Puyol    Vender mi coche Barcelona Ejecutivo de ventas-Empresario-Blogger. Contacta amb Joan aquí. Telf. 639 611 939

Publicado por

CARS&BUSINESS BARCELONA

Joan Puyol. "Empresari - Blogger"