POMPAS DE JABÓN

En mi familia, en la década de los 70-80, cuando estaba creciendo, se consideraba normal que la gente trabajara durante largas horas. Mi padre trabajaba 12 horas al día, seis días a la semana.

La mayoría de ellos, incluido mi padre, fueron sobrevivientes de la posguerra. Por la complicada coyuntura económica y social fueron arrancados de la comodidad  de sus hogares y tuvieron que ponerse a trabajar a edad temprana. Después de la guerra civil mi padre junto con su generación de supervivientes, fueron arrojados al mundo laboral sin mucho dinero y sin familia que los pudiera apoyar económicamente.

Entonces todos tenían trabajos de bajo nivel o en  pequeñas empresas, mientras vivían con las cicatrices de la posguerra. Si se emitió sobre esos duros trabajadores algún juicio, fue de elogio.

pompas de jabón

También recuerdo haber escuchado admiración y elogios, no solo por su inteligencia, sino también por su implacable ética de trabajo. Por ejemplo: Elon Musk, el presidente Barack Obama, y hasta el fallecido Steve Jobs, todos ellos se caracterizan por trabajar muchas horas durante largos horarios de trabajo.

No te confundas, no estoy hablando de promover “horarios de semiesclavitud”, no es el tema del post, nada de eso, XD! Ya sabes, si sigues mi blog, que estoy en contra de laaaargas jornadas con sueldos de menos y nada, aunque defiendo que siempre es preferible “un poco de algo, que todo de nada”.

Hoy en día, una persona que trabaja muchas horas es probable que sea diagnosticada como un “adicto al trabajo”, como un alcohólico o un drogadicto. De hecho, la mayoría de las personas exitosas que conozco trabajan largas horas y no porque sean adictas al trabajo, sino porque hacen una elección libre y consciente, escogen pasar de las 40 a las 60 horas laborales, o más…, empleando ese exceso de manera prudente para ser más productivos.

De hecho, el tiempo dedicado a la familia, pareja, etc… debe ser de calidad, no de cantidad y no te creas… tengo mis contradicciones, a veces pienso que  lo peor que puede pasarte es que te dediques a lo que te gusta, porque entonces no eres capaz de delimitar hasta dónde llega el placer y hasta dónde el deber. No sé si ya has adivinado donde quiero llegar…

Pero ¿qué pasa con la opinión consensuada por grandes mayorías, de que las largas horas de trabajo hacen a la persona menos productiva? Puedo contrarrestar eso afirmando que he colaborado con personas de gran éxito y con muchos emprendedores, y una de las principales diferencias de estos grupos de éxito es que trabajan con horarios extendidos.

Pienso que todos esos trabajadores que trabajan “duro” y con largos horarios, lo hacen sólo mientras pueden hacerlo sin sacrificar la “calidad” y/o para “ellos mismos” y valga la pena tanto en el aspecto económico como en el objetivo final.

Sí, lo has entendido bien, aunque no sea políticamente correcto, defiendo a las personas que van  más allá de la semana laboral de 40 horas, siempre que  sus largos horarios no afecten a su salud y no sea muy estresante…  o les afecte negativamente de un modo u otro.

Imagínate por un momento que trabajas con largos horarios de trabajo y en lugar de ser elogiado por tu duro trabajo, te satanizan, incluso tu cónyuge o tu pareja. ¿Cómo te sentirías? ¿Te merecerías ese trato?

Por supuesto, no todos tienen la capacidad ni el deseo de ser productivos durante largas jornadas de trabajo, pero ¿no deberíamos pensarlo dos veces antes de tildar a los trabajadores más duros de desequilibrados, y mucho menos de ser diagnosticados de adictos al trabajo? A menudo, el término más preciso para ellos sería el de “héroe”.

Hay momentos, en que desearía decirle a uno de esos que están todo el día criticándome:  ¡¡ que me deje en paz, y que, trabajaré las horas que me de la gana!!

Creo que en la actualidad no es el mejor momento para “hacer pompas de jabón” ni a nivel profesional, ni personal y mucho menos político y me refiero a la actual situación en Catalunya…, a todos ellos les digo que se pongan a hacer algo productivo y les dedico estas palabras:

“Siempre estáis haciendo pompas de jabón,

bonitas pompas en el aire,

vuelan tan alto, casi alcanzan el cielo,

entonces, como vuestros sueños, se desvanecen y mueren”

Joan Puyol. “Empresari – Blogger”                                                             

Publicado por

CARS&BUSINESS BARCELONA

Joan Puyol. "Empresari - Blogger"