¿ES MEJOR DAR QUE RECIBIR?

Es mejor dar que recibir ¿Cuántas veces hemos oído estas palabras?, claro que van siempre seguidas de una pausa que espera alabanza. Que buenos y maravillosos son los donantes, no? Pues pienso que quizá no…

Opino que un 30% de las personas  siempre da y coopera desinteresadamente, un 30% siempre lo hace de forma interesada, y  un 40% depende, sí, sí… depende.

Pues depende de lo que pensamos sobre nosotros mismos y en buena parte, de la configuración por defecto que tienen todas las personas, fruto de la educación recibida o de las características psicológicas.

El que da es el controlador,  él tiene la paella por el mango. Él dice: “Ésto es lo que te doy y así es como te lo doy”.  Es más, el que da es aquel al que el receptor se siente en deuda. El donante puede sentirse bien consigo mismo, porque no sólo es el que está  en condiciones de dar, sino que  también piensa que tiene la autoridad moral.CARS&BUSINESS

Creo que demasiadas veces  el que da, es también quien  determina las necesidades del receptor. Si alguien te hace  un regalo y no lo quieres, debes rechazarlo con educación y buenas maneras, XD!  aunque   puedas parecer un desagradecido  o  descortés. Si no solicitaste el regalo, no lo quieres y además no te gusta, no lo aceptes! y mucho menos  hagas cumplidos tipo: qué sorpresa, qué ilusión, no me lo esperaba…

Opino que no todos los donantes lo hacen de forma interesada, pero… ¿cuántos regalos se ofrecen sin esperar nada a cambio? Pocos. A menudo son ofrecimientos y regalos a condición de…

Muchas de las personas a las que les gusta dar, no pueden soportar ser receptores. El motivo es que para ellos el hecho de recibir es un signo de debilidad, de necesidad y de quedar en deuda. Para éstos el hecho de aceptar equivale a  tener menos poder en el intercambio.

Considero que recibir con humildad  es un acto grande y superior, por supuesto!  El receptor no tiene porque sentir vergüenza, pensar  que está en deuda, o pensar que está obligado a expresar agradecimiento más allá de dar las gracias. La capacidad de pedir y aceptar es un gesto profundamente humano, un reconocimiento y la afirmación de que ninguna persona es autosuficiente. El donante puede parecer autosuficiente, pero tanto uno como el otro son parte de una red interconectada. Dar y recibir es reconocer esta verdad eterna de todos nosotros.

 Recibir con soberbia  o con ingratitud no es noble; dar para  conseguir algo a cambio es una traición a la persona y una acción detestable. Opino que ver a alguien recibir con agradecimiento sincero es algo hermoso.

He tenido la suerte de conocer a muchas personas en mi vida que dan con nobleza y pureza, sin esperar nada a cambio. También he conocido más personas de las que hubiese querido, que más que  dar, lo que hacen es: comprar personas al más puro estilo mafioso y clientelar, con notas de: cohecho, prevaricación,  psicopatía, soborno y corrupción. Las puedes encontrar en tu familia, pasando por el trabajo y hasta en las más altas instancias.

Toda persona que da con nobleza y pureza, sabe perfectamente también aceptar y recibir de los demás, a necesitar de otros y saber ser agradecido con modestia.

Nada tan falso como el viejo refrán: “Es mejor dar que recibir”.  Es de admirar al que dá de forma desinteresada y al que recibe con orgullo, nobleza y gratitud.

Puedes ver otros post mios en mi blog haciendo clik aquí. 

Joan Puyol    Vender mi coche Barcelona Ejecutivo de ventas-Empresario-Blogger. Contacta amb Joan aquí. Telf. 639 611 939

Joan Puyol