DIARIO DE UN INTROVERTIDO

Todos tenemos ese amigo al que idealizamos.  Él ilumina los espacios, siempre tiene una sonrisa en su cara y una broma o gracia en la manga.

Recuerdo que un introvertido para nada tiene porque ser tímido, no tiene nada que ver una cosa con la otra. La introversión en sí, no es timidez.

España está cerrando la puerta a la idea de la persona introvertida, de confianza y de moral.vender coche moto barcelona, cars&business

Hemos ido  adquirido en nuestras personalidades la mala costumbre de “cuanto más grande mejor”. La  mentalidad  extrovertida  se ha convertido en uno de los ingredientes  para alcanzar el “sueño americano”. ¿Desde cuándo se ha convertido la voz más alta, en la más correcta? ¿Desde cuándo se ha convertido la mayor personalidad en  mejor líder? ¿Cuándo vamos a volver a valorar a nuestros introvertidos? A comienzos del siglo 20, los españoles cambiamos el hecho de favorecer  a las personas con carácter  “serio, disciplinado y honorable” por personas con atributos personales como “magnético, energizante y dominante.” La percepción pública, en oposición a la conducta privada, se convirtió en el catalizador de la propia personalidad. Opino que nuestra sociedad está  idolatrando  al extrovertido/a, frente al introvertido/a, que es  reticente o reservado.

El extrovertido, normalmente es el “rey de la fiesta”, esa persona  con un lenguaje no verbal impecable, que parece que conoce a todo el mundo, tiene ansia de ser el centro de atención y habla, da igual lo que diga, pero habla hasta aburrirte, cansarte y hartarte… XD!  “El hombre murió mientras hablaba ” no sé quien lo dijo, pero qué razón tiene….

Las “mariposas sociales” están de enhorabuena bajo el sol , son el centro de atención y creo que estamos “dejando secar a las rosas”, dejándolas de lado.

Para cualquiera que haya realizado un curso de diálogo dirigido, tormenta de ideas,  etc… es de conocimiento común que su calificación depende en gran medida del grado de participación en la conversación del candidato o alumno . Nada irrita más al  introvertido que un compañero de clase tipo el “rey de la fiesta”,  que hable sin parar acerca de nada, que añada a la reunión, coloquio, clase poco o menos que nada… Los introvertidos escuchan y  se reservan a sí mismos hasta que tienen algo interesante que aportar a la conversación, y eso significa perder algunos puntos, …que así sea. La mayoría de la gente compite por el tiempo de uso de la palabra, se le da mucha importancia al tiempo no hablado, pero poca a la calidad de lo que se habla.  Creo que estamos en una sociedad cada vez más extrovertida.

Las mejores ideas no siempre son los más ruidosas; sin embargo, parece que éstas son las que están siendo escuchadas y aplicadas en la actualidad. En nuestra sociedad de stress, buscamos líderes que actúen rápidamente, pero no olvidemos que deciden y ejecutan rápidamente después de analizar las cosas a fondo y con cautela. Estoy convencido de que los altos ejecutivos empresariales ven la introversión como una barrera para el liderazgo. Los extrovertidos, en promedio, ganan más y tienen más probabilidades de ser ascendidos que sus colegas homólogos introvertidos. Históricamente, incontables líderes de la sociedad desde Sócrates, Gandhi, Lincoln, Karl Marx hasta Alan Mulally, Angela Merkel o el Papa Francisco,… todos ellos fueron y son  introvertidos. Estos líderes son venerados por sus tranquilas personalidades, atentas que disfrutan pensando, explorarando sus pensamientos y emociones.  Ellos dijeron lo que querían decir, y lo dijeron!!! pero a la gente se le olvidan estas cosas.  Las escuelas de negocios  asignan  obligatoriamente a cada estudiante “equipos de aprendizaje o de trabajo.” Podrás escuchar  lo que quieras sobre los programas de estas escuelas, pero actualmente los alumnos terminan en algún equipo. Honestamente, ¿alguien disfrutó mucho de los proyectos o trabajos de grupo?

Creo que hay peligros en esa actividad de grupo,  y concretamente con el concepto del “pensamiento de grupo”. Opino que muchas veces el efecto de “pensamiento de grupo” brilla como una obligación a la conformidad  con la mayoría de los integrantes. El pensamiento de grupo puede socavar la productividad del grupo y el sentido práctico de las ideas.

Creo que para evitar conflictos, los miembros del grupo demasiadas veces se reservan sus opiniones, dejando ideas y perspectivas importantes sin especificar, con el  resultando negativo. Sigo concluyendo, y siempre desde mi punto de vista, con que  en  un ambiente de grupo, las personalidades fuertes y convincentes pueden causar desastres y además caros, me explico:

Tal como he dicho antes la “conformidad social” implica que a nivel individual, las personas  tienen cierta tendencia a dejarse llevar por la influencia del grupo, sea por las acciones que quiere emprender o por las opiniones que el grupo  tiene sobre determinadas cuestiones. Son inseparables las relaciones interpersonales ante las cuales, ningún miembro del grupo a nivel individual quiere ir en contra de la opinión generalizada. Opino que las personas son más creativas cuando se les permite trabajar en la intimidad. Creo que la introversión fomenta la creatividad mediante la concentración de la mente en las tareas realmente importantes y evita la disipación de energía en temas de “asuntos sociales” y sexuales, cuestiones en general  no relacionadas con el trabajo. Cada día creo más que el silencio es oro.

Creo que muchas empresas siguen mi criterio de defensa de la introversión, ya que transforman las oficinas abiertas, en nuevos espacios tranquilos, en despachos cerrados para aquellos que necesitan concentrarse,  escapar del ruido o simplemente recargar sus baterías.

Hablando con perspectiva y para terminar, creo que un tercio de los españoles es introvertido. Introvertido o no,  debemos sacar un beneficio y aprender de nuestros compañeros silenciosos a escuchar,  reflexionar, … En un mundo que puede ser totalmente ensordecedor, los amables introvertidos nos recuerdan que debemos seguir la voz, en lugar de contribuir al ruido.

Puedes ver otros post mios en mi blog haciendo clik aquí.

Joan Puyol    Vender mi coche Barcelona Ejecutivo de ventas-Empresario-Blogger. Contacta amb Joan aquí. telf. 639 611 939